Los tres jóvenes detenidos como presuntos autores del asesinato de Samuel son gallegos y no le conocían