El difícil trago de condenar al Chicle a prisión permanente revisable