El dispositivo policial para cazar al asesino de Lorena: 48 horas en vilo