Miles de empleados públicos temporales de toda España se manifiestan en Madrid para reclamar estabilidad laboral