Un escape de gas siembra el pánico durante dos horas en el centro de Madrid