Casi la mitad de los españoles dedica menos de dos horas semanales a practicar ejercicio