Fiesta sin control en la prisión de Monterroso, en Lugo: "¡Pastillas caras, esto es un cóctel de los buenos, papá!"