Un folleto sobre drogas equipara el café, el paracetamol y la cocaína