Los funcionarios de prisiones de toda España exigen la equiparación salarial