El fútbol regresa al estadio Santiago Bernabéu 560 días después en medio de las obras faraónicas