Maltratan a un pequeño gato poniéndole un cigarro en la boca