El hallazgo de la camiseta de Gabriel cambia el foco de la investigación