“Tanques” y “guerra”, así arengan los taxistas a sus compañeros de protesta