Los nombres de los tres atacantes ya identificados no se harán públicos