El incendio de Rasquera, controlado pero no extinguido