Las llamas arrasan un edificio en Londres en el segundo aniversario del trágico incendio de la torre Grenfell