Los cuatro ingresados dan negativo en las primeras pruebas de ébola