La inmediatez multiplica las noticias falsas