Los medios italianos enmudecen en protesta por la "ley mordaza" de Berlusconi