Juan Cuenca reconoce haber encargado el crimen del matrimonio holandés