El temporal deja un récord de lluvia en Alicante y los municipios trabajan para recuperar la normalidad