La lluvia y el frío se asientan en la península