Aumenta en un 40% el número de adictos al juego que piden que se les prohíba apostar