Madrid, por encima de Nueva York y Londres en calidad de vida