La carta a una profesora que permitió que una mujer huyera de su maltratador