El maquinista del Alvia que descarriló en la curva de Angrois advirtió lo que podía pasar