La parricida de Girona no recuerda cuántas veces apuñaló a su madre