“Recuérdame, te llevó en mi corazón y cerca me tendrás”: cuando un médico canta para sanar a un niño