Dos menores vietnamitas viven cuatro días solas en el aeropuerto del Prat