Los dos miembros de la manada internos en Alcalá dejarán la prisión en cuestión de horas