La morcilla de Burgos traspasa fronteras: obtiene reconocimiento a nivel europeo