El piso donde han muerto dos personas tras un incendio en Girona estaba okupado