La ocupación hotelera en la Costa del Sol empieza en septiembre por encima del 70 por ciento