Atrapados en la carretera en una espera interminable: el caos por la ola de frío