El padre del presunto homicida dice que la novia le hacía la vida imposible