Los padres toman un instituto de Galicia para reclamar más profesores para sus hijos