La población en España disminuye por tercer año consecutivo hasta los 46,6 millones