Un chico se pone pegamento en los labios para gastar una broma a su pareja