En dos de cada tres partos se producen lesiones de esfínter