Una pedanía de Cuenca acoge una rave multitudinaria