Pedro Nieva, supuesto autor intelectual del crimen de Ardines, fue detenido en enero por un delito contra la Salud Pública