El Ayuntamiento de Cádiz quiere acabar con los peligrosos saltos desde el espigón de La Caleta