Los pensionistas vuelven a la calle: "Viejo, sí; tonto, no"