Dos pintas de cerveza al día aceleran la pérdida de memoria