Playas llenas en Barcelona tras entrar en vigor el confinamiento voluntario