La policía pone fin al secuestro de un niño de 5 años en Alabama