Aras de Olmos impulsa un proyecto pionero para desengancharse de la red eléctrica