El PSOE busca el apoyo de los partidos canarios y los independentistas catalanes