Así es la reacción de un perro que cree que su dueño se está ahogando