Con la reforma del Código Penal la manada de Manresa habría sido condenada por agresión sexual